domingo, 24 de agosto de 2008

VALOR DE LA JUVENTUD

Tantas veces pensamos que ser joven es sinónimo de inmortalidad. Sabemos que muchas cosas que hacemos y desgraciadamente disfrutamos, pueden traernos consecuencias nefastas y fatales, pero pensamos que no nos pasará. Claro ejemplo de ello es fumar, beber en exceso, y en casos más extremos, usar drogas. Nos arraigamos a la idea que no es nuestro tiempo para dejar este mundo, y mientras tanto debemos de disfrutar y experimentar nuevas experiencias sin precaución alguna. Esto sin lugar a dudas es ser estúpido.

La juventud y la vida en sí, nos da para hacer todo lo que deseamos y soñamos, pero tan sólo una mala decisión puede separarnos de ello. Obviamente un día nuestra vida cesará, pero no luchemos por adelantar ese suceso.

Cuidar de nuestra vida es la mayor responsabilidad que tenemos si en verdad nos amamos. Es terrible que decimos disfrutar de la vida cuado en realidad nos estamos suicidando lentamente.

Es difícil cambiar, y dejar malos hábitos o vicios arraigados, pero por la vida, vale la pena hacer el esfuerzo.

Nuestra existencia es corta, y podemos hacer de ella un glorioso paraíso o una tumba oscura.

No hay comentarios: